SEXUALES TRASTORNOS

SEXUALES TRASTORNOS, AYUDA PSICOLÓGICA.-

Los trastornos sexuales adictivos son impulsos internos del instinto, que el paciente no puede controlar de forma “racional”; se le hace imposible controlarlo, llevándolo a la adicción, o a la compulsividad de la masturbación; o a la observación de la pornografía. Por ejemplo. Donde se ha podido comprobar que el paciente no puede controlar el tiempo ante su adicción. Se puede pasar horas mirando pornografía. Normalmente las ven en la madrugada. Interfiriendo en muchos de los casos con sus labores (pierde el trabajo) de estudio (deja de estudiar); trabajo y sociales (se aisla de los grupos al sentirse culpable de lo que hace). Presentándose inquietud e inestabilidad por parte del paciente con trastorno sexual.

LAS OBSESIONES.- 

Cuando no puede consumar su conducta sexual; por la que vive obsesionado entre el impulso constante en realizarlo y los esfuerzos persistentes – y en general inútiles a medio y largo plazo – para reducirlo o controlarlo; los cuales siempre fracasan y los vuelve más ansiosos. Es una cadena constante de sufrimiento diario. Está relacionado con una hipersexualidad previa que empieza en su niñez y con trastornos de personalidad en su adolescencia y con un posible potencial adictivo en la madurez. En ocasiones, pueden coexistir otras adicciones; tanto a sustancias como a comportamientos. No se conoce la causa exacta del trastorno; cuyo tratamiento es multidisciplinario (farmacológico y psicoterapéutico, psiquiatras y psicólogos). Lo mejor que puedes hacer si es tu caso amigo lector.

Es conversar personalmente con un sexólogo en tu país. Lo primero que pensarás y te repetirás; es que te da vergüenza el comunicarle al profesional de tu adicción. Te diría; no tengas miedo; el profesional no está para juzgarte; está para ayudarte. Se te esta recomendando ir donde varios profesionales.  Por qué. Porque solo tú no podrás con esta adicción; es más fuerte que tu fuerza de voluntad. Entonces por favor; visita a un especialista en el tema; no a cualquier médico. Lo primero con lo que tienes que luchar es tu BAJA AUTOESTIMA.

Publicación151