DUELO, PERDIDA SER QUERIDO

DUELO PERDIDA SER QUERIDO.

El duelo; es una etapa de la vida que todos tenemos que conocer y superar la perdida del ser querido; algunos la pasan a una corta edad; otros a una edad madura, donde todos tenemos que comprender que la muerte es parte de la vida. Pero en ocasiones el fallecimiento de un ser querido marca nuestras vidas y cuando ocurre; no sabemos cómo salir del dolor al no comprender su partida. Un dolor por duelo tiene una duración aproximada de tres meses. Tiempo suficiente para asimilar lo ocurrido, esto no quiere decir que después de este tiempo al recordar a nuestro familiar fallecido, no vayamos a llorar por su partida, lo que sentiremos después de este tiempo es comprensión por lo ocurrido para luego continuar con nuestra vida. Pero existen personas que pasado seis meses de fallecido el familiar, el

deudo sigue llorando la pérdida del ser querido como si fuera el primer día de fallecimiento. Perjudicando su vida en todo el sentido de la palabra; al no poder estudiar, trabajar y al no poder llevar una buena relación con su pareja. Este tipo de problema lo podemos hallar en diferentes etapas de la vida; pero mayormente me escriben personas adultas que han tenido una dependencia emocional muy marcada con la persona fallecida. Los casos más comunes que nos pueden servir de ejemplo en esta ocasión. Son los hijos que vivieron muy dependientes de la voluntad de la madre o del padre. Quienes fueron instruidos desde muy niños para que el padre o la madre tomara las decisiones por ellos en todos los aspectos de su vida, hasta en los mas simples.

RESIGNACIÓN.- 

Luego tenían que preguntar a los padres para conocer bien su opinión y aprobación para después el dependiente tomara la misma decisión como suya frente a la sociedad, que en este caso era la correcta, porque si la toma sin consultar, la decisión era incorrecta. Son tantos años que vivió de esa manera, que cuando la autoridad no está con él, no sabe hacer nada bien por la vida y está totalmente convencido de ello. Mientras esta persona no reconozca su dependencia emocional y no levante su autoestima. No aceptará la partida de su ser querido. Ni aceptará que dentro de él existe un potencial no explorado de una persona con voluntad propia que puede tener éxito en la vida caminando solo y sin ayuda emocional autoritaria. CUESTIONARIO

Publicación109