IDEAS DELIRANTES

IDEAS DELIRANTES, AYUDA PSICOLÓGICA.-

Este trastorno de ideas delirantes se conoce también como paranoia. El pensamiento de una persona que padece un trastorno delirante es ordenado. La conducta varía entre dos extremos. Algunos enfermos pueden parecer normales en absoluto, siempre que no se cuestionen sus creencias delirantes; mientras que otros pueden tener un comportamiento inadecuado y extravagante. El delirio constituye la principal manifestación clínica. Los temas delirantes habituales son: El perjuicio, que se presenta principalmente en personas con rasgos de desconfianza y rigidez, que pueden manifestar reacciones hostiles cuando tienen el convencimiento de que alguien les está perjudicando o se pone en duda la autenticidad de sus delirios.

Como es en los celos, donde un hecho banal origina una acusación de infidelidad de su pareja; que se trata de probar mediante datos retrospectivos distorsionados como acusar a su pareja de la existencia de otra mujer en su vida; o reuniones inexistentes. La erotomanía en la que el paciente más frecuente es una mujer; tiene la idea de ser amada por alguien, generalmente una personalidad de renombre o perteneciente a un nivel socioeconómico superior. La grandiosidad o megalomanía, cuando el paciente está convencido que es una persona importante. El delirio somático, correspondiente a ideas delirantes como el convencimiento de tener una enfermedad, sufrir una deformidad aislada o

que el cuerpo despide un olor repugnante. Síndrome de Capgras, donde el enfermo tiene el convencimiento de que una persona de su entorno ha sido sustituida por un doble. Síndrome de Frégoli, en el que el paciente cree que una persona de su ambiente ha adquirido el aspecto de un individuo desconocido.

Para el tratamiento de este trastorno se recurre a fármacos específicos. No hay datos que demuestren la eficacia de ninguna modalidad de psicoterapia. En principio, lo más recomendable es iniciar una relación terapéutica, con el objetivo de conseguir la confianza y colaboración del enfermo. CUESTIONARIO.